martes, 11 de marzo de 2008

Museo Ghibli (3ª Parte)

Pido perdón a los lectores habituales de este blog por su inexistente actualización durante la última semana y media, debida principalmente a dos motivos: un poco de desánimo al abandonar hasta noviembre el País del Sol Naciente y por ciertos asuntos personales que tenía que atender de manera irremisible. Pero, como se suele decir en estos casos, más vale tarde que nunca. Y como lo prometido es deuda voy a realizar una breve reseña sobre el corto que se emitió en el Museo Ghibli durante el pasado mes de Febrero.

El corto en cuestión se titula The Whale Hunt cuyo argumento está basado en la historia homónima que se incluye en The No-No Nursery School (Iya Iya En), obra escrita por Rieko Nakagawa y publicada en Japón por Fukuinkan Publishing. Dicho corto tiene el honor de ser el que abrió la veda en el Cine Saturno, el primero en proyectarse. Se utilizaron nada más y nada menos que doce dibujos por segundo para la producción de su animación.

Si alguien necesita tener una referencia clara en lo que a su estética se refiere, basta con que intentemos recordar otro de los trabajos de la factoría Studio Ghibli, dirigido a su vez por el maestro Hayao Miyazaki, Sora Iro no Tane, cuya historia, precisamente, fue también elaborada por Rieko Nakagawa. Aunque, ésta última producción iba destinada a conmemorar el cuarenta aniversario de la Nippon TV en 1992. Pero si habéis podido visionar este corto, podréis ver una gran similitud en los dibujos, teniendo en cuenta demás que la persona a cargo de los dibujos es la misma: Yuriko Omura.

El corto es precisamente un cuento de aventuras para todos los niños. Desgraciadamente mi nivel de japonés todavía no es lo suficientemente bueno para entender los diálogos, aunque sí puede a través de algunas palabras o frases discernir algunos aspectos del mismo. Aunque, todo hay que decirlo, no es necesario ser un genio para averiguar de qué va. Así pues, nos encontramos en una especie de guardería en la que unos niños construyen un barco imaginario y deciden ir a la caza de una ballena, sin malos propósitos, por supuesto. Mientras que el protagonista principal se queda con la miel en los labios al no poder formar parte de la tripulación, el resto del grupo se hace a la mar (todo esto de manera imaginaria, y es que su parecido a un cuento infantil de los de antaño es más que notable) en busca del preciado mamífero.

Es un relato que está plagado de guiños hacia los más pequeños, aunque creo que servidor disfrutó más que ellos. Los colores que se han utilizado para The Whale Hunt muestran tonalidades suaves, algo de agradecer, puesto que el Cine Saturno tiene, pese a que pueda resultar increíble, un defecto: la pantalla es muy grande y recomiendo coger asiento lo más arriba posible. Hayao Miyazaki vuelve a demostrar que dirigiendo es único y, además, la música de Yuji Nomi acompaña en todo momento. Las imágenes proceden de Ghibliworld.

2 comentarios:

Roskat dijo...

Me da un poco de pena que hayas regresado de Japón (y no porque no te aprecie, eh)... Sin embargo, me alegro. Nos has traído un diario de viaje muy interesante, y supongo que en Noviembre tendremos la segunda temporada.

Re-bienvenido!

Miguel Ortega Pereira dijo...

Pues sí Leticia, no te quepa la menor duda de que habrá segunda parte (y tercera, cuarta, quinta, sexta...así hasta quedarme allí). A cabezón no me gana nadie ^^